La Junta “parchea” la carretera de Arenillas ante la falta de presupuesto para su arreglo




Operarios de Conservación de Carreteras de la Junta de Andalucía, están procediendo estos días al “parcheo” con asfalto de las zonas que están más deterioradas de la carretera A-2100, que une Castellar con la urbanización sanroqueña de Sotogrande. 

Esta actuación se realiza, después de las quejas de vecinos y de el propio Ayuntamiento por el estado de esta vía que transitan a diario muchos vecinos de nuestro municipio. El alcalde Juan Casanova , la concejal Delegada de Obras y Servicios Paloma Delgado, y la teniente de alcalde Pilar Lobato, mantenían recientemente un encuentro con el Delegado de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía Federico Fernández Ruiz-Henestrosa, a fin de solicitar el arreglo urgente de esta carretera. Según el alcalde Juan Casanova, en este encuentro el Delegado se comprometió a estudiar el asunto e informar de la posible solución, finalmente y ante la falta de consignación presupuestaria para su arreglo integral, la Junta a optado por esta solución provisional, que no acaba con el problema de seguridad para los conductores que transitan por esta vía.

 El Carril Bici de la A-2100

El Mirador de Castellar alertaba en 2016 de la negativa de muchos ciclistas de la comarca a usar este carril bici por su estado, que en muchas ocasiones causaba desperfectos en las bicicletas, unas veces por pinchazos, y otras por socavones y grietas que han aparecido en la vía por su falta de uso y mantenimiento. También el ayuntamiento de Castellar se hizo eco de esta denuncia del colectivo de ciclistas y alertó a la Junta de este problema, que puso en marcha un plan de choque para la limpieza de los márgenes a lo largo del carril bici y las cunetas de la carretera que discurre en paralelo, tarea que se ha vuelto a ejecutar este pasado año, pero ahora el problema es el firme que en muchos tramos es inexistente con grava suelta que hace el carril intransitable para las bicicletas. La Plataforma Ciclista “Una Bici Una Vida”solicitaba hace algunos meses el arreglo total  para que los ciclistas pudieran usarlo, aunque aún están a la espera de respuesta.

14238328_1127942983955292_6611511455490876740_n
La maleza invade el trazado del carril bici.

La Junta de Andalucía llevó a cabo trabajos de desbroce y adecentamiento del carril bici de la A-2100, también conocida como la carretera de Arenillas, que une Castellar de la Frontera con Sotogrande en Febrero de 2016. Y La delegada territorial de Fomento y Vivienda en Cádiz, Gemma Araujo, visitaba la vía para comprobar el desarrollo de los trabajos, que consistieron en la retirada de la vegetación que ocupaba el carril, a lo largo de 14 kilómetros, y que realizaron operarios de los centros de Conservación Integral de la comarca.

Un Carril bici poco transitado

Desde su construcción el año 2006 este carril bici no ha sido del agrado de los ciclistas ni de los colectivos amantes de este deporte, por su estrechez, a penas dos metros, lo que afecta a su seguridad; una deficiencia que se agrava aún más al ser un carril de doble dirección, por lo que los encuentros entre ciclistas en uno y otro sentido son bastante problemáticos. También presenta un firme agrietado, debido a que la capa que fue aplicada sobre el terreno fue demasiado fina y de un material muy poco resistente. Otra deficiencia que se observa en el carril bici, es la presencia de fuertes desniveles , especie de toboganes, realizados a lo largo del recorrido para salvar obstáculos como tuberías de canalización. Otra deficiencia denunciada por lo usuarios es la falta de mantenimiento regular y limpieza, en este sentido es muy frecuente encontrar el carril cubierto de hojarasca, y semillas de árboles asentados a lo largo del trazado, que en muchas ocasiones provocan pinchazos en las ruedas

Socavones en la A-2100 desde 2016

IMG_1264_800x600
Socavones y badenes en el firme de la A-2100.

Vecinos que transitan a diario por esta vía que une Castellar con la urbanización de Sotogrande tienen que sortear un sinfín de socavones y desniveles, con el consiguiente peligro por la estrechez de la carretera. Socavones, grietas y desniveles, es lo que se encuentran los conductores que circulan por esta carretera que une nuestro municipio con la vecina urbanización sanroqueña. La situación cada día que pasa va a peor, y son muchos los conductores que han mostrado su malestar en las redes sociales, pidiendo una solución urgente. en 2015 ya se realizaba un parcheo de las zonas más afectadas, actuación que a demostrado ser insuficiente para parar el deterioro de la carretera. Desde 2010 en el que se realizaron trabajos para reparar desperfectos causados por la fuerza del agua que, en el punto kilométrico 9,5, dejaba al descubierto la obra de drenaje y originaba un socavón en el terraplén, no se ha actuado en esta carretera.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.